Los signos sagrados (fragmento)Romano Guardini

Los signos sagrados (fragmento)

"El cuerpo entero es instrumento y expresión del alma. El alma no habita tan sólo en el cuerpo como vive un inquilino en su casa; el alma vive y actúa en todos sus miembros, en todas y cada una de las fibras del cuerpo; habla por la actitud más insignificante, por el menor de los gestos y movimientos. Nada sin embargo la sirve mejor, ni la expresa más fielmente que las manos y el rostro. Son por excelencia el instrumento y espejo del alma.
Prescindamos ahora del rostro, por ser tan evidente su carácter de signo. Observa detenidamente a un hombre; obsérvate a ti mismo: no hay un sentimiento de alegría, de sorpresa, de expectativa, que no se traduzca inmediatamente en la mano. El índice que se yergue con enérgica verticalidad, el índice que niega...¿No hablan muchas veces con un sentido más profundo que las palabras? ¿No es verdad que la palabra parece muchas veces grosera comparada con su lenguaje tan silencioso, pero tan expresivo?...
Después del rostro, la mano es la parte más espiritual del cuerpo. Ciertamente, por haber sido hecha como instrumento de trabajo y como arma de ataque y de defensa, las manos son firmes y poderosas. Y sin embargo, ¡qué delicada, qué admirable su organización; qué movilidad, gracias a la red de los nervios tan sensibles que tan misteriosamente se cruzan y se entralazan! He aquí el maravilloso instrumento que posee el hombre para comunicar su propia alma...y para recibir la de otro, pues la mano también sirve para esto.
¿No es acaso posesionarse del alma del prójimo el estrechar entre las nuestras las manos que se nos tienden? Ese gesto nos habla de confianza, de gozo, de aprobación, de dolor. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com