Memoria: Una Contribución a la Psicología Experimental (fragmento)Hermann Ebbinghaus

Memoria: Una Contribución a la Psicología Experimental (fragmento)

"El lenguaje de la vida, así como de la ciencia en la atribución de un recuerdo a la mente intenta señalar los hechos y su interpretación como sigue: Los estados mentales de todo tipo,- sensaciones, sentimientos, ideas, - que en algún momento estuvieron presentes en la conciencia y luego han desaparecido de ella, no han dejado con su desaparición de existir absolutamente. A pesar de que la mirada interior no pueda hallarlos, no han sido, sin embargo, completamente destruidos y anulados, sino que en cierto modo siguen existiendo, almacenados, por así decirlo, en la memoria. No podemos, por supuesto, observar directamente su existencia presente, sino que se revela por los efectos que llegan a nuestro conocimiento con una certeza como aquello con lo que se infiere la existencia de las estrellas debajo del horizonte. Estos efectos son de diferentes tipos.
En un primer grupo de casos en que podemos llamar de nuevo a la conciencia por un esfuerzo de la voluntad dirigida a este fin, los estados aparentemente perdidos (o, de hecho, en caso de que al tratarse de inmediato las percepciones sensoriales, podamos recordar sus verdaderas imágenes en la memoria) que pueden reproducirse voluntariamente. Durante los intentos de este tipo, - es decir, los intentos de recordar - todo tipo de imágenes hacia el que nuestro objetivo no fue dirigido acompañan a las imágenes deseadas a la luz de la conciencia. A menudo, de hecho, ésta perdería totalmente el objetivo de no ser porque de forma genérica entre las representaciones se encuentra la que buscamos, y se reconoce de inmediato como algo experimentado anteriormente. Sería absurdo suponer que nuestra voluntad ha creado de nuevo, por así decirlo, de la nada, en vez de asumir con naturalidad que debe estar presente de alguna manera o en alguna parte. La voluntad sólo ha efectuado el descubrimiento y nos lo ha devuelto.
En un segundo grupo de casos la supervivencia es aún más sorprendente. A menudo, incluso después de años, los estados mentales una vez presentes en la conciencia vuelven a ella con aparente espontaneidad y sin ningún acto de la voluntad, es decir, que se reproducen involuntariamente. Aquí también, en la mayoría de los casos, reconocemos el estado mental devuelto como un hecho pretérito experimentado. Bajo ciertas condiciones, sin embargo, esta conciencia es deficiente, y sabemos que sólo de manera indirecta el ahora debe ser idéntico al después, y sin embargo recibimos de esta manera una prueba no menos válido para su existencia durante el tiempo intermedio. Una observación más minuciosa nos enseña que la aparición de estas reproducciones involuntarias no es un caso totalmente aleatorio y accidental. Por el contrario, se logran a través de la instrumentalidad de otras imágenes mentales inmediatamente presentes. Por otra parte se producen en ciertas formas regulares que en términos generales se describen en las llamadas leyes de la asociación. Por último, existe un tercer grupo a tener en cuenta. Los estados mentales que desaparecieron dando testimonio indudable de su existencia continua, incluso si no vuelven del todo a la conciencia o no lo hacen a la hora indicada. El empleo de un cierto rango de pensamiento facilita bajo ciertas condiciones, el empleo de una gama similar de pensamiento, aunque la primera no viene a la mente directamente, ya sea tanto en sus métodos como en sus resultados. El dominio sin límites del efecto de la experiencia acumulada pertenece a este aspecto. Este efecto resulta de la frecuente aparición consciente de cualquier condición o proceso, y consiste en facilitar la aparición y el progreso de los procesos similares. Este efecto no está encadenado por la condición de que los elementos constitutivos de la experiencia sean devueltos en su totalidad a la conciencia. Podría suceder en una pequeña proporción y de forma no demasiado clara, ya que, de lo contrario, el curso del presente inmediato se vería alterado. La mayoría de estas experiencias permanecen ocultas a la conciencia y sin embargo surten un efecto significativo que autentica su existencia anterior. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com