Räim, pisike kena kala (fragmento)Jüri Tuulik

Räim, pisike kena kala (fragmento)

"No podía conciliar el sueño. Tendría que ir al funeral y hablar de ello. Iría con una desconocida. Sabía muy poco acerca de su vida. Tendría que preguntarle el nombre de su marido-ahora que no sabía nada. Pero no tenía hijos ni nietos-¿Cuáles serían sus nombres? Sin embargo, yo tenía miedo de no poder hablar de ello. Tenía miedo de no poder ocultar la alegría.
El funeral. Expresas las condolencias con voz baja y temblorosa, tirar tres puñados de arena en el entierro, aunque mi corazón esté lleno de gratitud y dicha.
Ellos no saben nada, no se puede saber.
Me puse un abrigo y salí. La ciudad era tranquila. No tenía miedo de caminar hasta el caer de la tarde. A esa hora y en noviembre la playa carecía de alma. El agua, la sombra, la luna y el cielo estaban tan inertes que se parecían a mí y me recordaban la imagen vista de alguna pintura clásica. Tenía el inmenso deseo de tocar el agua con la mano. ¿Era arte o era la vida? Sobre el agua inmóvil comenzó a parpadear, desde algún lugar de las profundidades de la noche, el faro. Era la vida. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com