Transatlantic (fragmento)Colum McCann

Transatlantic (fragmento)

"El Vimy Vickers. Un bombardero modificado. Madera, ropa de cama y alambre. Jack Alcock es ancho y pesado, pero todavía piensa ágilmente. Él le da una palmada cada vez que se sube a bordo y se desliza en la cabina junto a Teddy Brown. Un suave movimiento de su cuerpo. Mano en el acelerador, los pies sobre la barra del timón, ya puede sentirse en el aire. Lo que más aprecia es alzarse sobre las nubes y luego volar, al abrigo de la luz solar. Puede asomarse por el borde y ver el juego de sombras sobre la blancura de abajo, expandiéndose y contrayéndose en la superficie de las nubes. Brown, el navegador, es más reservado - se avergüenza de hacer tanto alboroto. Se sienta delante de la cabina, alertando de cualquier indicio que la máquina puede dar. Sabe cómo intuir la forma del viento, pero deposita su fe en lo tangible: las brújulas, los gráficos, el nivel de aire a sus pies. Un fuerte viento arrecia desde el oeste en irregulares ráfagas. La niebla se ha levantado y los informes meteorológicos a largo plazo son buenos. No hay nubes. La velocidad del viento inicial es preocupante, pero posiblemente se calmará en torno a unos veinte nudos. Habrá después una buena luna. Alcock lleva los motores a plena potencia. Los motores tosen y las hélices del Vickers Vimi giran en medio del pequeño vendaval, ligeramente inclinados hacia el viento. El motor ruge. Velocidad y levante. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com