El diablo a Pontelungo (fragmento)Riccardo Bacchelli

El diablo a Pontelungo (fragmento)

"El resurgimiento concluyó en medio de la alienación de quienes lo habían sufrido en calidad de desposeídos. La naturaleza y la historia rara vez pueden retornar al estado anterior. La esperanza de los mártires, el trabajo diplomático del arte, el adoctrinamiento del estudio y las conquistas militares habían determinado la desaparición de la majestad de la ley divina, que hizo posible la libre federación de los principados italianos, con el surgimiento de las democracias europeas y que había adquirido carácter indispensable para la unidad e independencia territorial de Italia.
Sin embargo para los monárquicos, republicanos, federalistas y unitarios toda esta revolución fue una peligrosa decepción. Es inútil ocultar lo que es el hombre, impío vértigo de violaciones y sacrilegio. Las guerras reales eran de segunda categoría, incluso el propio Garibaldi conoció por los agricultores que la forma en la que llegó a Roma pondría en peligro un prestigio mucho mayor.
Pero tenía que ser así, y hubo supresiones, convulsiones, dificultades, sufrimientos y lesiones de las costumbres antiguas, inevitable ridículo en los represivos tiempos modernos. Con el fin de no perder la distinción entre la política gubernamental y lo infinito de la estructura más antigua, entre la particular majestad católica regional y la universal, el antiguo defensor de Italia, prescindiendo de la masonería jacobina, no puede hacer otra cosa que despreciar a la Iglesia, fomentando una violencia desenfrenada que carecería de sentido pedagógico en relación a las tradicionales virtudes transalpinas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com