Los monikin (fragmento)James Fenimore Cooper

Los monikin (fragmento)

"Desde mi mayoría de edad, no sucedió nada especialmente relevante en mi vida. Mi padre me entregaba con regularidad mil libras al año y no albergaba duda alguna acerca de que habría pasado mis días más o menos como otros jóvenes,no por la peculiar circunstancia de mi nacimiento, como pude comprobar, sino por algunos requisitos necesarios que me posicionaban adecuadamente dentro de la órbita del gran mundo. Mientras que la mayoría no sabía hacer nada que les llevara fuera de la oscuridad, yo sentía una cierta repugnancia en relación al poder que se definía en mí. Me incliné hacia una cierta mistificación, que es necesaria para alcanzar la felicidad. Nuestro cuerpo está diseñado física y moralmente para ser protegido contra la realidad. De igual manera que el ojo físico no puede mirar fijamente al sol, también la mente necesita cierta firmeza para enfrentarse a la verdad.
Evitaba exponer los secretos de mi corazón. A menudo buscaba la ocasión para exponer al Dr. Etherington y a mi padre estas preocupaciones. Escuché frases acerca de imprudencias penales y barreras debilitadas; el cielo tenía sus Serafines y Querubines, sus Ángeles y Arcángeles y el mundo sus reyes, lores, comunes y santos. La conclusión común de todas las investigaciones del sacerdote eran un lamento acerca de la confusión de categorías en Inglaterra, como si se tratara de un castigo divino. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com