Los espectros (fragmento)Leonid Andreiev

Los espectros (fragmento)

"Cuando ya no cupo duda de que Yegor Timoféyevich Pomerántsev, el subjefe de la oficina de la Administración local, había perdido definitivamente la razón, se hizo en su favor una colecta que produjo una suma bastante importante y se le recluyó en una clínica psiquiátrica privada.
Aunque no tenía aún derecho al retiro, se le concedió en atención a sus veinticinco años de servicios irreprochables y a su enfermedad. Gracias a esto tenía con qué pagar su estancia en la clínica hasta que le sobreviniera la muerte: no había la menor esperanza de curarle. Al comienzo de la enfermedad de Pomerántsev, su mujer,
de quien se había separado hacía quince años, pretendió tener derecho a su pensión. Para conseguirla, incluso hizo que un abogado litigara en su nombre, pero perdió la causa y el dinero quedó a disposición del enfermo.
La clínica se hallaba fuera de la ciudad. Al lado del camino, su aspecto exterior era el de una simple casa de campo, construida a la entrada de un bosquecillo. Como en la mayoría de las casas de campo, su segundo piso era mucho más pequeño que el primero. El tejado, muy alto, tenía forma de hoja de hacha invertida. Los días de fiesta, para alegrar a los enfermos, se izaba en él una bandera nacional. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com