Las pequeñas guerras (fragmento)Sadie Jones

Las pequeñas guerras (fragmento)

"Hal había ascendido a mayor y había sido trasladado de su batallón en Alemania a éste, solo, sin conocer a nadie. Todo era nuevo para él. El liderazgo y la firme energía que desprendía su nuevo rango supusieron que la transición fuera suave. Dormía solo en aquella casa desde hacía un mes.
La casa Limassol era angosta, situada en una calle adoquinada, sin perspectivas para mantener una conversación o siquiera un candado en la puerta. Hal se sentía un tanto incómodo por la falta inquietante de seguridad. No se podía ver nada, de forma que si alguien se acercara o pretendiera tenderle una trampa no habría forma de impedirlo. Unos meses antes, en Famagusta, un terrorista había lanzado una bomba a través de la ventana abierta de la casa de un soldado, mientras su esposa estaba dando a luz. Hal sabía que su instinto -la agonía de la responsabilidad- debería ser moderado y que el oficial encargado de la vivienda estaba haciendo todo lo humanamente posible para poder trasladarle al cuartel de la guarnición. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com