Los huéspedes no invitados (fragmento)Sadie Jones

Los huéspedes no invitados (fragmento)

"Desde que se casó con Edward Swift, tres años después de la repentina muerte de su primer marido Horace Torrington, Charlotte había cambiado su posición en la mesa del desayuno para satisfacer las necesidades de su nuevo marido, ayudándole a untar las tostadas y a cortar la carne, debido a que éste había sufrido la pérdida de su brazo izquierdo a la temprana edad de veintitrés años en un desafortunado accidente en el condado de Wicklow. Charlotte se sentaba a la izquierda de Edward, justo enfrente de él.
Sus hijos mayores, Esmeralda y Clovis, de diecinueve y veinte años de edad, respectivamente, para los cuales la palabra niños no es la más adecuada, se sentían descontentos con la nueva situación, tampoco les agradaba Edward Swift. Clovis Torrington balanceando el mango de nácar del cuchillo para la mantequilla, entrecerró los ojos y dijo dramáticamente a su madre.
No podemos dejar Sterne.
Sería una vergüenza, reconoció su padrastro.
Clovis frunció los labios
Clovis, gruñó su madre...
Edward se limpió la boca cuidadosamente con una servilleta.
Está bien, Charlotte, le dijo, besándola en la frente mientras se levantaba. Sabré más cuando regrese, Clovis. Y ni tú, ni tu hermana ni tu madre tenéis necesidad de preocuparos hasta entonces. Disfrutad del cumpleaños de Esmeralda y tratad de no preocuparos. Lamento no poder estar aquí para recibir a vuestros invitados.
Charlotte se levantó también y lo rodeó con su brazo.
Las dos son muy traviesas, dijo por encima del hombro al salir de la habitación.
Esmeralda no había hablado, sino que permanecía sentada durante todo el desayuno en postura rígida, con modestia firme. Ahora miraba a Clovis, secándose las lágrimas y contemplando con el ceño fruncido el tapiz que colgaba tras su cabeza. Era una escena de caza de ciervos y perros de caza, un tanto descolorida. Conocía de memoria el pasaje narrativo que se desarrollaba a través del suelo de aquel bosque florecido. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com