El rifle del rey (fragmento)Biyi Bandele

El rifle del rey (fragmento)

"Dos años después del estallido de la guerra, en un día caluroso y sofocante, las vías normalmente bulliciosas de El Cairo estaban casi desiertas. Un inglés desaliñado, andaba encorvado, tambaleándose por los oscuros callejones y bazares de la ciudad, entre caballos, camellos, bicicletas, ciclomotores, peatones y coches. Se acercaba a cada vendedor ambulante, tratando de hablarles en aquellas calles estrechas y congestionadas que olían a jengibre, comino, sándalo y menta. El café vagaba, al parecer, sin dificultades elocuentes. Tal vez buscara algo que sólo existía en su febril imaginación. Aquel hombre extraño, vestido con un uniforme del ejército británico, padecía una fiebre intensa y agobiante. Se estremecía bajo el calor abrasador, castañeteando ruidosamente sus dientes como si fuera presa del día más gélido del distante invierno inglés.
Medicina, musitó. Atabrine. Sin embargo, las palabras fluyeron como si se tratara de un insulto. Era evidente que el hombre estaba enfermo. Y sin embargo sus profundos ojos azules miraban desafiantes desde aquí el rostro huesudo, cubierto por una barba desmadejada e hirsuta.
Las maldiciones, exabruptos e insultos lo persiguieron mientras se tambaleaba de un lado de la calle al otro y trataba de cruzar, sin ninguna aparente preocupación por su vida, en medio del caótico tráfico. Un conductor pisó los frenos justo a tiempo, amenazando al oficial y al no obtener una respuesta lúcida cuando le preguntó adónde podía llevarlo, lo condujo directamente al hotel Continental, en el centro de la ciudad, que estaba lleno de oficiales aliados. Allí se lo entregó al conserje como un regalo no deseado y se lanzó de nuevo a su coche, volviéndole la espalda a aquella ofrenda repugnante. Habían traído de vuelta al Mayor Wingate. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com