En tierra inhumana (fragmento)Józef Czapski

En tierra inhumana (fragmento)

"Los demás desaparecieron sin dejar rastro, y de nada sirvieron las múltiples y tenaces tentativas de descubrir su paradero.
Cuando una parte del ejército polaco cayó prisionera de los soviéticos en septiembre y octubre de 1939, los oficiales y algunos soldados rasos fueron repartidos entre tres campos: Starobielsk, Kozielsk y Ostaszków. Al inicio del desalojo, esto es, el 5 y el 6 de abril de 1940, estaban recluidos en los tres campos más o menos ocho mil setecientos oficiales y cerca de siete mil suboficiales y soldados rasos. Del número total de prisioneros que se hallaban en los tres campos mencionados entre octubre de 1939 y mayo de 1940 se conoce la suerte de cuatrocientas personas (oficiales, suboficiales y un reducido grupo de civiles) que en los años 1940-41 fueron trasladadas a Griazovets, cerca de Vologda. Además, se acabó conociendo la suerte de algunas decenas de oficiales y soldados que antes habían sido trasladados desde los campos en cuestión a varias cárceles para ser sometidos a procesos judiciales.
Los prisioneros de Griazovets, al igual que los prisioneros-presidiarios que acabo de mencionar, fueron mayoritariamente puestos en libertad en agosto de 1941, tras firmarse el tratado polaco-soviético. Todos los demás desaparecieron. Siempre que escriba sobre Starobielsk, Kozielsk y Ostaszków, me referiré a los prisioneros recluidos en aquellas poblaciones entre octubre de 1939 y mayo de 1940. Es decir, voy a escribir sobre Starobielsk nº1, Kozielsk nº1 y Ostaszków. Porque había también un starobielsk nº2 (presos políticos detenidos por los soviéticos en la Polonia oriental ocupada o capturados cuando intentaban cruzar la frontera con Rumanía o Hungría) y un kozielsk nº2 (oficiales polacos internados en la Lituania ocupada). Esta gente, que llenó los campos de Starobielsk y Kozielsk después de mayo de 1940, sería encontrada en parte, y un buen número de los oficiales internados en Lituania y recluidos en kozielsk nº2 lograría reunirse con el ejército. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com