Picnic junto al camino (fragmento)Boris Strugatski

Picnic junto al camino (fragmento)

"- No, espera -dijo Noonan. De alguna manera se sentía engañado. Pero si tú ignoras incluso lo más simple... Muy bien. Qué Dios te bendiga con la fuerza de la razón. Vemos aquí que el diablo se romperá una pierna. Pero, ¿qué sucede con la visitación? (se refiere a la visita a la zona especial)
- ¿Qué piensas acerca de la visitación?
- Por favor, dijo Valentine. Imagina un pícnic...
Noonan sintió un escalofrío.
- ¿Qué has dicho?
- Un pícnic. Imagina un bosque, un camino rural, un prado. El coche aparca sobre el césped. Hay hombres jóvenes, botellines, cestas de comida, chicas, aparatos de música, cámaras fotográficas y videograbadoras... Encienden un fuego, levantan tiendas de campaña y escuchan música. Por la mañana se van. Los animales, aves e insectos que a lo largo de toda la noche vieron con estupefacción lo que sucedía, se arrastran fuera de sus escondites. ¿Y qué es lo que ven? Derramados sobre la hierba combustible, filtros de aceite, velas, una bombilla de luz e incluso alguien dejó caer una llave. La suciedad restante emanada por una desconocida ciénaga. Ya sabes, trozos de manzana, envolturas de caramelo, latas, botellas vacías, un pañuelo, un cortaplumas, periódicos viejos, monedas, flores marchitas de otros campos...
- Comprendo -dijo Noonan. Un pícnic junto al camino.
- Exactamente. Un pícnic junto al camino. Pero imagina que se tratara de una carretera especial. Y tú me preguntas: ¿Regresarán o no?
- Dame un cigarrillo, -dijo Noonan. Maldita sea tu pseudoconciencia. Lo había imaginado de otra manera. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com