Frau Maria Grubbe (fragmento)Jens Peter Jacobsen

Frau Maria Grubbe (fragmento)

"Así celebró Maria Grubbe su pronta salida de la escuela, aunque consciente de que todavía no estaba plenamente incorporada al círculo de los adultos. Estas jóvenes vírgenes, a pesar de los elogios y las adulaciones, se hallaban subordinadas en una sociedad deprimida. El logro de un centenar de pequeñas cosas, insignificantes en sí mismas, en su conjunto hacía que se sintiera bien.
Los jóvenes se mostraban desagradables con su familia y actuaban provocativamente en sociedad, como si fueran sus iguales. Y luego estaban los sirvientes, claramente diferentes, como aquella vieja criada que aceptó el manto de una mujer casada o de una virgen, sin diferencia de matiz en la sonrisa obsequiosa de la criada pero útil en extremo. El tono de camaradería de los jóvenes podía ser extremadamente incómodo y tenía la ligera impresión de que sus miradas ofendidas y sus gélidas autorizaciones desgarraban algunos ardientes corazones. Lo mejor era, sin duda, los caballeros, porque incluso si no estaban enamorados, se mostraban delicados, considerados y galantes, a pesar de lo aburridos que pudieran estar.
Entre los hombres mayores había algunos había verdaderamente insoportables, desmedidos en sus exagerados elogios y sus pícaras bromas, sin embargo, eran las mujeres recién casadas las que se mostraban más condescendientes y burlonas. ¡Era indignante! Toda relación entre un joven y una doncella debía rodearse de una apariencia de digninidad y cohesión entre ellos, como almas puras libres de cualquier humillación. No era nada envidiable. Tras unas pocas palabras, los parientes de Marie Rigitze habían pensado en concertar una boda con Ulrik Frederik, a pesar de que Marie no estaba enamorada de él, pero dicho enlace aportaría grandes y ventajosas perspectivas a su familia. Ella estaba muy asustada al pensar en ello, pero por el momento se tranquilizaba con la esperanza de que sólo fueran vanos planes. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com