Mano invisible (fragmento)Adam Zagajewski

Mano invisible (fragmento)

"Era ya septiembre, tal vez. Bebiendo un café insípido en el jardín de la cafetería en el Museumsinsel, yo pensaba en Berlín, en sus oscuras aguas.
He aquí negros edificios que han visto mucho. Pero en Europa hay paz, los diplomáticos dormitan, el sol es pálido, el verano muere tranquilamente, las arañas le tejen una mortaja brillante, las hojas secas de los plátanos escriben sus recuerdos de juventud.
Esto es la vita contemplativa.
Las oscuras paredes de Pérgamo; dentro, blancas esculturas.
Bustos de belleza griega. Es esto.
Un altar ante el que nadie reza.
Esto es la vita contemplativa.
Narkissos: una copia romana de un joven griego con prótesis de cobre (¿un inválido de alguna guerra?).
Al lado un kurós con su escroto (el phallus desapareció).
Tal vez estemos en una isla desierta.
Sin prisa avanza el tiempo, lentamente.
Bendita perplejidad, esto es la vita contemplativa.
Felicidad. Un instante sin hora, como dijo el poeta muerto en Lublin por una bomba. Es esto.
Y si estallara la vita activa de nuevo, en esta o en otra ciudad, ¿qué haría Artemisa del siglo IV a.C.? ¿O Narciso? ¿O Hermes?
Caras apergaminadas que me miran con envidia; yo todavía me puedo equivocar, ellas ya no.
Un equinoccio; es esto.
De la realidad con el sueño, del mundo y de la mente.
Es alegría.
Quietud, una tensa atención, un levitar del corazón.
En negros muros, débilmente, arden claros pensamientos.
Es esto. No sabemos lo que es.
Vivimos en un abismo. En las aguas oscuras. En el resplandor. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com