En la tierra del dolor (fragmento)Alphonse Daudet

En la tierra del dolor (fragmento)

"Mazémata-Pazémata. Las verdades elementales. Dolor.
¿Qué haces a cada instante?
Sufro.
Me veo en el espejo de mi cuarto de baño. ¡Qué demacración! De repente me he convertido en un pequeño anciano.
He saltado de los cuarenta y cinco a los sesenta y cinco años. Veinte años he experimentado.
Las duchas, cubículos vecinos: el pequeño español, el general ruso. Cuerpos encogidos, ojos febriles, hombros escuálidos.
El señor B ____ pasión por el ajenjo.
Hombres de negocios vienen hasta el final del día.
Una variante de un común adagio griego: Sufrir es instructivo.
En la parte trasera, la sala de esgrima. Ayat con sus prebostes. Choderlos, que domina el arte de la esgrima con un palo.
Savate. Boxeo. El señor de V___ (dos duchas al día durante años) levanta algunas pesas, luego va y se pesa en la parte posterior.
Una silla de ruedas.
Los baños de vapor.
El señor B____ Algunas veces se deja caer en la silla de ruedas. Su carne blanca aparenta una salud que disfrutó en otras ocasiones, pero ahora apenas puede caminar.
Ruidos en la ducha, voces que resuenan, el chasquido metálico de las hojas de la trastienda. La profunda tristeza que esto me causa. La vida física respecto a la cual soy incapaz.
Pájaros en la pobre noche, hiriéndose contra las paredes, ciegos a pesar de tener los ojos abiertos.
La tortura camina desde los baños a través de los Campos Eliseos. Las seis de la tarde. Una hermosa tarde, filas de asientos dispuestos.
Me concentro en caminar recto. Temo padecer un ataque: punzantes dolores aguijonean mis pies como un amolador de cuchillos. Aunque sea la ruta más conveniente y la menos dolorosa para mis pies: tengo que seguir caminando. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com