Los césares (fragmento)Thomas de Quincey

Los césares (fragmento)

"La condición de emperador romano nunca fue enteramente apreciada; no fue suficientemente percibido su carácter único. Había sólo una Roma: ninguna otra ciudad, aunque nos consideremos satisfechos por la colación de hechos, ya sea antiguos o modernos, puede rivalizar con la grandeza y magnitud de esta asombrosa metrópolis; y no muchas-si exceptuamos las ciudades de Grecia, y no todas-en la excelencia de su arquitectura. Hablando incluso de Londres, debemos decir la nación de Londres y no la ciudad de Londres; pero de Roma en sus días de apogeo nada menos puede ser afirmado desde la severa desnudez de la lógica. Un millón y medio de almas-esa población, aparte de algunas otras distinciones, es de por sí para Londres, causa justificativa de esa clasificación. Hablamos de una ciudad que de un extremo a otro de sus poderosos suburbios estaba integrada por no menos de cuatro millones de habitantes, en base a las revisiones que han sido escritas y probablemente muchos más. La República de Roma tenía su tribu prerrogativa y su ciudad prerrogativa; y esa ciudad era Roma. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com