Nuestra hermana Carrie (fragmento)Theodore Dreiser

Nuestra hermana Carrie (fragmento)

"Era evidente que no le importaba mucho lo referente al éxito del piso. Estaba irritado a causa de la sombra que le había impedido alcanzar una fortuna que satisficiera a Carrie.
Minnie trabajaba con menos euforia que la que tenía justo antes de que Carrie llegara. El chisporroteo de la carne en la sartén no sonaba tan agradable ahora que Carrie había hablado de su descontento. Para Carrie, un hogar alegre, una acogida amable, una espléndida mesa de cena y alguien que dijera: "Bueno, quédate un poco más", habría sido un enorme alivio, pero ahora todo eso eran cenizas. Comenzó a ver que la miraban con quejas injustificadas y que tenía que trabajar sin decir nada. Sabía que pagaría unos cuatro dólares por el mantenimiento y la habitación, y ahora sentía que sería una experiencia muy triste vivir con estas personas.
Minnie no era una verdadera compañía para su hermana-era demasiado mayor. Sus pensamientos eran formal y solemnemente adaptados a su condición. Si Hanson tenía pensamientos agradables o sentimientos felices, tendía a ocultarlos. Parecía realizar todas sus disquisiciones mentales sin ayuda de la expresión física. Permanecía tan hierático como una cámara desierta. Carrie, por otro lado, tenía sangre joven y mucha imaginación. El misterio del amor y de la pareja estaban presentes. No podía pensar en las cosas que le gustaría hacer, la ropa que le gustaría llevar y los lugares que querría visitar. Eran estas cosas en las que su mente se perdía ante la permanente dificultad para encontrar a alguien que pudiera suscitar o responder a sus sentimientos.
Al considerar todo lo acaecido, había olvidado que Drouet podría llegar. Ahora, al ver lo poco receptivas que estas personas eran, esperaba que no lo hiciera.
No sabía exactamente lo que iba a hacer, o cómo se lo iba a explicar a Drouet, si venía. Después de la cena, se cambió de ropa. Cuando estuvo vestida, semejaba un ser pequeño y dulce, de grandes ojos y triste boca. Su faz expresaba una mezcla de la esperanza, insatisfacción y depresión que sentía.
Después de que los platos de la cena fueron retirados, estuvo vagando por la habitación, hablando un poco con Minnie, y luego decidió quedarse junto a la puerta, al pie de las escaleras. Si Drouet viniera, podría encontrarse con él allí. Su rostro adquirió la apariencia de una mirada de felicidad cuando se puso el sombrero. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com