La nariz (fragmento)Nikolai Gogol

La nariz (fragmento)

"Mordiéndose los labios de despecho, abandonó la pastelería y, contrariamente a su costumbre, hizo voto de no mirar ni sonreír a nadie. De repente, se detuvo absorto a la entrada de una casa. Algo inexplicable acababa de ofrecerse a su vista: ante el portal se había detenido un coche; habíase abierto la portezuela e, inclinándose ligeramente, había saltado del coche un caballero de uniforme, que subió a buen paso las escaleras. ¡Imaginaos el horror y la estupefacción de Kovaliov al comprobar que aquel señor era su nariz! Ante un fenómeno tan sobrenatural, le pareció que todo se trastocaba. Sentíase desfallecer, pero, ¡temblando como un palúdico, resolvió esperar a toda costa hasta que la visión reapareciese. En efecto, al cabo de dos minutos salía la nariz. Iba de uniforme recamado en oro, de cuello alto; pantalón de gamuza y espadín al cinto. Por el plumaje del sombrero podía colegirse que era consejero de estado. Todo parecía indicar que iba de visita. Miró a ambos lados, pidió a gritos el coche, se metió en él y se alejó. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com