El pie de momia (fragmento)Theophile Gautier

El pie de momia (fragmento)

"Sin duda habéis contemplado, a través del escaparate, algunas de esas tiendas ya tan numerosas desde que es moda adquirir muebles antiguos, y que el menor agente de cambio se cree obligado a tener su dormitorio de la Edad Media.
Son establecimientos que parecen a la vez tiendas de herreros, de lapiceros, laboratorios de alquimistas y talleres de pintores; en esos antros misteriosos, cuyos postigos dejan filtrar una cierta penumbra, lo más notablemente antiguo es el polvo; las telarañas son más auténticas que las blondas, y el viejo peral es más joven que la caoba llegada ayer de América.
La tienda de mi chamarilero era un verdadero Cafarnaúm; todos los siglos y todos los países parecían haberse dado cita allí; una lámpara de tierra etrusca colocada sobre un armario de Boule, con las puertas de ébano severamente rayadas con filamentos de cobre; una duquesa del tiempo de Luis XV alargaba con indolencia sus pies de amante bajo una gruesa mesa del reinado de Luis XIII, con pesadas espirales de madera de encina, con esculturas entremezcladas de follajes y monstruos quiméricos.
Una armadura damasquinada de Milán espejeaba en un rincón el vientre encintado de su coraza; amores y ninfas de porcelana mate, magots de la China, cubiletes de verdeceladón, tazas de Sajonia y viejos Sévres atestaban los estantes y las rinconeras.
Sobre las mesitas de cocina denticuladas, irradiaban inmensos platos de Japón, con dibujos rojos y azules, relieves con trazos dorados, al lado de esmaltes de Bernard Palissy, representando culebras, ranas y lagartos en relieve.
De unos armarios desventrados se escapaban cascadas de lampotes glaseados de plata, oleadas de brocatales acribillados de granos luminosos por un oblicuo rayo de sol; retratos de todas las épocas sonriendo a través de su esmalte amarillo en cuadros más o menos descoloridos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com