Macias (fragmento)Mariano José de Larra

Macias (fragmento)

"NUÑO. (Un peso grave me quitó.) (A Fernán Pérez) Ya vos lo escuchasteis de su boca.
FERNÁN PÉREZ. A mí lo demás me toca. Descuidad: presto por Dios volveré. (A Elvira.) Vos en mi priesa si estimo conoceréis lo dichoso que me hacéis.
ELVIRA. (Reprimiéndose) Id con Dios.
NUÑO. (Acompañándose a la puerta.) Los dos a vuesa merced quedamos atentos.
FERNÁN PÉREZ. Quedaos. Vuestra atención sobra.
NUÑO. ¡Oh! ya es obligación.
FERNÁN PÉREZ. Remitid los cumplimientos.
((Vase, despidiéndole Nuño a la puerta. Elvira al ver marchar a Fernán Pérez le sigue con la vista, y, cuando ya ha salido se arroja sobre un sillón inmediato y rompe a llorar. Nuño vuelve.)
ELVIRA. ¡Que esto me suceda! ¡Ingrato!
BEATRIZ. Señora, templad el lloro.
ELVIRA. ¡Ah! en balde por mi decoro de ahogarle en el pecho trato.
NUÑO. (Viéndola.) ¿Qué es esto? (A Beatriz) Vos despejad. Presto.
ELVIRA. Dejadme el consuelo que su cariño y su celo me prestan, y perdonad si os lo ruego.
NUÑO. (A Beatriz) Idos.
ELVIRA. (¡Qué empeño de hablarme a solas!)
NUÑO. (A Beatriz) ¿Qué hacéis que no os vais? ¿No obedecéis?
BEATRIZ. (A Elvira.) ¡Señora!
ELVIRA. (¡Qué airado ceño!) (A Beatriz.) Vete ya.
NUÑO. (A Elvira.) ¿Y por qué antes no? ¿Esto con mis gentes pasa?
ELVIRA. Como es mi dueña...
NUÑO. En mi casa nadie manda más que yo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com