El sexo más fuerte (fragmento)Hans Werner Kettenbach

El sexo más fuerte (fragmento)

"Herbert Klofft estaba sentado en un sillón en el balcón. En frente de él había una mesa mediana para su trabajo, con varios libros, papeles y periódicos. Entre ellos estaba el Código Civil o BGB, el código civil de Alemania. Y un espeso libro personal de color azul, un compendio legal, ampliamente usado por la gente encargada de las contrataciones y los despidos. A su lado había un jarrón de cristal y un vaso de agua, también de cristal. En otro lado, una mesa más pequeña dentro de la puerta del balcón con un portátil y una impresora. El olor aromático del cigarro que Klofft había obviamente estado fumando por la mañana se esparcía aún por el aire.
El empresario llevaba una camisa de cuello abierto marrón que mostraba parte de su peludo pecho y dejaba al descubierto sus brazos nervudos. El pelo de su cabeza era todavía oscuro, excepto por el gris de las sienes. Sus espesas cejas eran oscuras también. Su piel era pálida, pero con un tono ligeramente rojizo en la frente y las mejillas.
Bajó su periódico y esperó hasta que su esposa había cerrado la puerta después de mí, fijó sus ojos en mí y dijo, "¿Conque usted es el señor Zabel?"
"Sí, yo soy Alexander Zabel. Buenos días, señor Klofft.
Se tomó su tiempo para plegar el periódico, lo dejó sobre la mesa y me miró. "¿Es usted el joven que recomienda Bruno Hochkeppel?"
"No soy ningún joven. Soy un abogado cualificado, y trabajo en el bufet del doctor Hochkeppel."
Mantuvo sus cejas alzadas durante un tiempo y preguntó, "¿Qué edad tiene?" Puse mi maletín sobre la mesa, separé una de las sillas, me senté y dije. "Tengo veintinueve años. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com