Una mañana en la vida (fragmento)George Gissing

Una mañana en la vida (fragmento)

"¿Tú misma no tienes un gran interés en este tema?
Intento tenerlo.
La cualidad de su voz era singular, no era agradable el efecto, quizás debido a su falta de fuerza, pero aquel tono bajo, tal como lo emplea en la actualidad, resultaba de una peculiar dulzura, una melodía natural en su justa modulación. La forma de hablar de tu padre me interesa, dijo Wilfrid, apoyando su barbilla en la mano, y mirándola libremente: Pareces estar unida a él por una verdadera simpatía.
Ella no le devolvió la mirada, pero su rostro brillaba.
Simpatía, sí-respondió ella, hablando ahora con más aplomo. Nuestros gustos difieren a menudo, pero estamos unidos por el sentimiento. Hemos sido compañeros desde que alcanzo a recordar.
¿Tu madre vive?
Sí.
Algo en el breve tono de aquella afirmación impelió a Wilfrid a continuar con su interrogatorio.
Me pregunto-dijo-, qué piensas de las relaciones existentes entre yo mismo y mi padre. Nosotros somos excelentes amigos, ¿no te parece? Extraño-uno no piensa demasiado en esas cosas hasta que sucede algo que obliga a afrontarlas. Acerca de la existencia de una profunda simpatía entre nosotros, no podría decirlo. Es cierto que hay muchos temas sobre los que no debo hablar con él salvo cuando surge la necesidad, en parte, supongo, por reserva masculina, y en parte a causa del carácter anglosajón. Si las novelas sirven para adquirir confianza, entonces los padres y niños franceses hablan con mucha más libertad; en general debe ser mejor.
Ella no hizo ningún comentario.
Mi padre-continuó- es eminentemente un hombre de sentido si reflexiono sobre el período de mi juventud, veo cuán admirable ha sido siempre su forma de tratarme. Imagino que debió haber sido bastante difícil manejarme. Sabía que era muy apasionado y obstinado. Sin embargo, no se opuso a que siguiera mi propio camino, ni me importunó de ningún modo. De hecho, hizo que le respetara.
Ahora que estamos en igualdad de condiciones, me atrevo a decir que tiene algo del mismo sentimiento hacia mí mismo. Y tal vez por eso seamos unos excelentes amigos.
Ella escuchaba con una sonrisa apenas perceptible.
Quizás te parezca una manera un tanto desapasionada de tratar un tema curioso, añadió Wilfrid, con una sonrisa. Esto ilustra lo que significa decir que dudaba de si había una profunda simpatía entre nosotros. Tu propio sentimiento por tu padre es claramente de abnegación. Pensarías que no hay sacrificio personal lo suficientemente grande, si él te lo pidiera. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com