Voz del aguaEnrique de Mesa

Voz del agua

"Era pura nieve,
y los soles me hicieron cristal.


bebe, niña, bebe
la clara pureza de mi manantial.


Canté entre los pinos
al bajar desde el blanco nevero:
crucé los caminos,
dí armonía y frescura al sendero.


No temas que, aleve,
finge engaños mi voz de cristal.


Bebe, niña, bebe
la clara pureza de mi manantial.


Allá, cuando el frío,
mi blancura las cumbres entoca:
luego, en el estío,
voy cantando a morir en la boca.


Tan solo soy nieve,
no me enturban ponzoña ni mal.


Bebe, niña, bebe
la clara pureza de mi manantial. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com