Paraíso y naufragio (fragmento)Massimo Cacciari

Paraíso y naufragio (fragmento)

"Ich kahn nich weiter" "No puedo más": luchando desesperadamente con la última parte de la novela, Musil titula así la página de lo que se diría un cuasi-testamento. La miserable condición económica que lo obliga a dar conformidad de un segundo volumen ("No era rico y ahora no soy pobre, sino unter-arm, infrapobre") es ante sus propios ojos la metáfora de una dificultad radical para concluir la obra, de una aporía infranqueable para culminarla. Musil continúa trabajando siempre con la más lúcida consciencia de su extraordinario valor y, sin embargo, "como alguien que avanzara por un puente ya hundido". El naufragio de su obra está sentenciado-y es como el naufragio de un barco en mar abierto, lejos de la meta-. Pero justamente en la comprensión de las dificultades últimas de su "navegación" debe consistir la interpretación de El hombre sin atributos.
En la carta que acabo de citar encontramos la expresión lapidaria de su paradoja: la obra parece un puente (y un puente une orillas opuestas) a lo largo del cual es necesario avanzar aun sabiendo, en el mismo acto de avanzar, que éste ya se ha hundido (es decir, que su intención originaria, que se dirigía a definir precisamente la posibilidad de la unión de las orillas opuestas, se ha revelado irrealizable). A la luz de tal idea deberíamos ser capaces de captar en la primera parte de la novela todas las razones por las que ésta no puede llevarse a cabo según las intenciones de Musil-o, mejor dicho, no puede concluir sino con su propio naufragio-. Y, sin embargo, la búsqueda de ese puente hundido constituye ya el sentido del volumen publicado en 1930: es lo no-dicho que orienta toda su estructura y que asomaba continuamente en el Törless, en Encuentros y en Tres mujeres. ¿Pueden desencanto e ironía, experimento y ensayismo representar un itinerario ascético hacia los mundos del sentimiento? ¿Se dan instantes felices en los que la puerta estrecha se abre de par en par frente a la subversión general de todo valor, que parece connotar la época en toda su totalidad, para que brille la idea del Reino? "



El Poder de la Palabra
epdlp.com