Tierra humana (fragmento)Pramoedya Ananta Toer

Tierra humana (fragmento)

"La oí reír por primera vez en mucho tiempo. Pero yo estaba preocupado por otros asuntos. La linterna no iluminaba el interior del carruaje. La oscuridad me privaba de contemplar la belleza de Annelies. Pero tampoco eso ocupaba mi mente. Tenía cosas graves en las que pensar. La preocupación me alejaba del placer. Mi tierra, aquella tierra humana, se había convertido en un lugar inseguro. A pesar de mis conocimientos, me veía perdido en el sinsentido. No podía fiarme de nadie. A Robert, lo conocía. Al gordinflón podría reconocerle incluso a oscuras. ¿Pero y si mi atacante era alguien totalmente desconocido, alguien capaz de sorprenderme y cometer un acto tan ruin? Surabaya era una ciudad famosa por el número de asesinos que vivían en ella. Eran mercenarios que cobraban sólo de media a dos rupias por matar a alguien. Cada semana aparecían cadáveres en la playa, en el bosque, en la carretera o en el mercado. Todos acuchillados.
El carruaje se dirigió hacia Kranggan.
-¿Por qué vamos en esta dirección?-protestó Annelies nuevamente.
¿Qué podía alegar en mi defensa? Llegamos a la casa de Telinga sin que hubiese dado con una respuesta. Darsam bajó mi equipaje sin decir nada. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com