Hacia el mañana (fragmento)Pramoedya Ananta Toer

Hacia el mañana (fragmento)

"No sé bien por qué su petición me incomodó. Tal vez porque la planteaba con cierta arrogancia. Yo le había oído afirmar que un nativo no podía dirigir un periódico. Me dije que tal vez había salido de su casa resuelto a darme una lección de algún tipo. Además, ¿qué podía importarle a un mestizo qué clase de organización pudiesen crear los nativos para sí mismos? Si estaba ansioso de hacerse miembro de alguna organización, podía afiliarse a alguna de las grandes creadas por los mestizos como, por ejemplo, la Soerja Soemirat.
Miré a Wardi desconcertado y él se apresuró a dar una explicación:
-Deje que le explique lo que ha ocurrido-miró a Douwager para pedirle que no interviniese-. Después de ver la situación en Sudáfrica, Edu llegó a ciertas conclusiones que podrían sernos útiles. Verá, en Sudáfrica conviven principalmente tres pueblos, los ingleses, los holandeses y los nativos, junto a minorías extranjeras como slameier, exiliados de Java, indios y árabes. El potente ejército inglés ganó la guerra en la que se decidía quién gobernaría el país. Pero a pesar de la victoria británica, los holandeses siguen controlando a los nativos y a los demás pueblos de color. Los nativos siguen sometidos.
-Eso lo sabe todo el mundo, Wardi. Los nativos continúan oprimidos.
-Sí, ése es el destino de los pueblos que no han progresado.
-No se trata de que no hayan progresado. A los nativos no se les ha permitido progresar, no se les ha educado para que mejoren. Son dos cosas muy distintas aunque parezcan lo mismo visto desde fuera-aclaré.
Wardi se calló y Douwager tomó la palabra. Probablemente pretendían establecer un paralelismo entre la situación de las Indias y la de Sudáfrica. Conocía a Wardi, había empezado a pensar en temas grandes como, por ejemplo, la cuestión del poder. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com