Mokusei (fragmento)Cees Nooteboom

Mokusei (fragmento)

"Y ahora estaba aquí ante él, en Tokio, bajo la apariencia de mujer. Tenía la voz que correspondía a su rostro, ni grave ni aguda, un sonido diferente al de la mayoría de las mujeres. Su inglés era rudimentario, y los silencios que entrecortaban sus palabras vacilantes aumentaban la tensión.
Le dijo que quería fotografiarla junto al monte Fuji, preferiblemente con kimonos diferentes, y De Goede discutió con ella el dónde y el cómo "porque realmente hay un millón de posibilidades, al menos si esas montaña miserable es visible. La mitad del tiempo está con la cabeza en las nubes".
Fue una sorpresa oírla hablar japonés. El timbre de su voz se ahondaba y a veces, cuando De Goede decía algo que evidentemente le parecía nuevo o insólito, alzaba un poco más alto la máscara y decía en voz baja, o medio preguntando, en cualquier caso en una escala tonal deslizante, algo que se parecía a ma, o mè, un sonido bitonal que se convertiría en lo más preciado de la vida de él. De Goede reservó finalmente un "genuino" ryokan para ellos en Ukai-Toriyama.
-¿Una o dos habitaciones?
-No sé cómo van aquí estas cosas.
-La mayoría de las veces la cuestión no es cómo conseguirlas, sino cómo deshacerte de ellas.
Al día siguiente hacía un tiempo radiante de otoño. Ella estaba en el hotel exactamente a la hora prevista.
-Today we can see Fuji.
Era por la mañana muy temprano, pero ya había mucho tráfico. Fueron por una carretera elevada, debajo se extendía un paisaje interminable de jaleo gris y humano, pero él no prestaba atención. Dentro de poco estaría fuera, vería el auténtico paisaje japonés. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com