Lenz (fragmento)Georg Büchner

Lenz (fragmento)

"Lenz se durmió soñando, y entonces oyó en sueños cómo repicaba el reloj. A través del suave cantar de la muchacha y de la voz de la vieja al mismo tiempo, el murmullo del viento resonaba ya más cerca, ya más lejos, y la luna de pronto clara, de pronto velada arrojaba su luz cambiante a manera de sueño en la alcoba. Una vez los tonos se hicieron más fuertes, la muchacha hablaba clara y decididamente, dijo que en la peña de enfrente había una iglesia. Lenz levantó la mirada y ella, con los ojos dilatados, estaba sentada correctamente detrás de la mesa, y la luna arrojaba su luz sobre sus rasgos, de los que parecía irradiar un brillo tremendo, al mismo tiempo la vieja roncaba, y en medio de este cambiar y hundirse de la luz, en medio de los tonos y las voces, Lenz se durmió profundamente al fin.
Se despertó temprano, todo dormía en la alcoba penumbrosa, también la muchacha se había tranquilizado, yacía echada hacia atrás, las manos dobladas bajo la mejilla izquierda; de sus rasgos había desaparecido lo fantasmagórico, ahora tenía una expresión de sufrimiento indescriptible. Se dirigió a la ventana y la abrió, lo golpeó el aire frío de la mañana. La casa quedaba al final de un valle delgado, profundo que se abría hacia el Este, rayos rojos surgían por el gris cielo de la mañana en el valle penumbroso, que yacía en humo blanco, y centelleaban en la piedra gris y chocaban contra las ventanas de las cabañas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com