La novia de Bube (fragmento)Carlo Cassola

La novia de Bube (fragmento)

"Su imaginación se puso a trabajar febrilmente, pero no lograba hacerse una idea de qué podía haber pasado... Aunque seguro que era una mala noticia, la reticencia de su padre lo decía bien claro...
-Lo han arrestado-dijo el padre sin mirarla.
-¿Qué?
De repente, se le ocurrió que incluso allí podía haberse metido en otro lío.
-¿Por qué? ¿Qué es lo que ha hecho ahora?
El padre la miró sorprendido.
-Nada. No ha hecho nada. Sigue siendo... por aquella historia. Lo han cogido en la frontera.
-¿Trataba de volver a Italia?
-No, lo habían expulsado. Junto a otros cien compañeros. En Francia ha triunfado la oposición, así que el nuevo gobierno ha decretado la expulsión de muchos comunistas italianos... Y a Bube lo han arrestado en la frontera. Quién sabe: quizá lo hayan traído a Florencia.
La calle estaba desierta. Por allí sólo andaba un barrendero que empujaba su carrito con, al fondo, el camarero del café que echaba el cierre.
"¿Habré bajado antes de tiempo?", pensó Mara. Se había puesto el despertador en la cocina, pero no estaba segura de que estuviera puesto en hora.
En respuesta a sus temores, sonó la sirena de la fábrica. Eran las siete: el padre le había dicho que estuviera preparada a esa hora.
¿O lo habría entendido mal? Por teléfono, la voz del padre iba y venía interrumpida por la voz nasal de la telefonista: "dígameee... dígameee...". Pero no, estaba segura de que por lo menos lo de la hora lo había entendido bien.
Al poco rato de estar allí sintió un escalofrío; volvió a entrar y dejó la puerta entornada. La verdad es que podía subir a la cocina; también desde arriba oiría el ruido del coche. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com