Testamento de un hombre de negocios (fragmento)Luis Fayad

Testamento de un hombre de negocios (fragmento)

"-Es absurdo separar dos casos manejados por la misma Agencia Central, yo siento que se nos acercan con pasos de gigante y que un pie es la Embajadora y el otro es Número Tres. Si el uno deja de dar un paso, el otro da dos, si vigilamos a uno con los ojos de todos, el otro se nos vuelve invisible. Esta vez no descanso hasta saber cuál extranjero está de nuestro lado, cuál quiere absorbernos y cuál intenta destruirnos. Buscaré nombres propios, no abstracciones, quiero verlos escritos con todas sus letras, no basta con seguirles los pasos al que se deslizó por allí y al que se escurrió por allá, eso está hecho y sabemos que el riesgo puede ser grande o pequeño o mediano pero no igual, cuando la Embajadora dice que nuestro país "es un problema para el mundo", sabemos que no va a aprovecharse del negocio a través de nosotros, lo importante es lo que ignoramos, si quiere apoderarse de él o atacarlo sin aparentar lo contrario, podríamos contestarle que nosotros no invertimos las ganancias de la mercancía en la construcción de aviones de guerra pero esa hijo puta no merece respuesta, el agente Número Tres es menos despreciable, él no usa el alias de diplomático ni de mensajero de la paz. Yo insisto en dividir la atención entre él y la otra parte, hay que buscar la manera de decírselo a tu abuelita Nicolasa. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com