La educación de la juventud (fragmento)Ellen Key

La educación de la juventud (fragmento)

"Goethe demostró hace mucho tiempo en su Werther una clara comprensión de la relevancia de la formación individual, en aras de su adiestramiento psicológico, apreciación que marcaría el siglo de la infancia. En aquella celebérrima obra mostró cómo el poder de la voluntad subyace en las características del niño, como un germen incorrupto capaz de producir una buena semilla. Repito las áureas palabras del Maestro de la humanidad, "Si ustedes no se convierten en uno de ellos... ¿Dónde estará entonces nuestra prerrogativa? ¿Careceremos de voluntad propia? Quizás la gente ya no cree al Dios omnisciente. Podríamos aplicar la misma crítica a los educadores presentes, que constantemente aluden en sus clases a palabras como evolución, individualidad y tendencias naturales, pero no prestan atención a los nuevos mandamientos en los que se jactan de creer. Continúan intentando educar como si el ser humano fuera de natural depravado, como si conservara inmaculado el pecado original, tratando de domesticar las almas. La nueva creencia es en realidad equivalente a los pensamientos expuestos por Goethe, es decir, que cada falta no es más que una cáscara dura que encierra el germen de la virtud, y no del oprobio. Incluso los hombres modernos todavía siguen en el terreno de la educación la antigua norma de la medicina, dejar que la naturaleza tranquila se ayude a sí misma, pausadamente, cuidando sólo de las condiciones inherentes que rodean a esa labor. Esta es la educación. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com