En casa de Knut Arne (fragmento)Bernt Lie

En casa de Knut Arne (fragmento)

"Karen Ragnhild se vio subyugada a la mañana siguiente por un opresivo sueño. Cambió de idea sobre lo que había sucedido, toda vez que despertó. Era aún demasiado temprano. Pero los pensamientos ansiosos no contribuían a apaciguar su estado de ánimo.
Se levantó y se vistió en silencio. Lotte dormía dulcemente, ni siquiera se atrevió a mirarla. Anhelaba recibir la gracia de la luz, lejos de la veleidad de todo pensamiento furtivo, por lo que abrió las puertas de la casa. Era una mañana fresca y clara del mes de septiembre, el sol dormitaba radiante y fresco. Era un domingo, aunque la actividad aún no había comenzado. Todo estaba muy tranquilo, sobrio, y un tanto extraño.
Karen Ragnhild pronto recordó que era domingo, tendría que llevar un vestido diferente. Sin embargo, se puso su ropa de a diario.
La pertinaz lluvia de ideas que la asolaba se difuminó en cuanto hubo salido. Dio unos pasos a través del rocío de la hierba y se detuvo en medio del patio, mirando alrededor. Un gélido sentimiento se debatía en su interior. Admiró la mañana temprana y le pareció que aquél era el primer día de su vida, siendo testigos el jardín, los bosques, las colinas y el fiordo azul en la distancia. El mundo parecía estar encantado. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com