EpitafioDécio Pignatari

Epitafio

"Decio Pignatari niño inmenso y castaño con temblores
nacido bajo el signo más sincero y para y per y por y sin ternura
quién te dirá del dominio sobre tus cabellos de los amigos rápidos
y las veloces mujeres
y los que comen de tu plato
Estás cansado Pignatari y tu desprecio se hinchó como un árbol tremendo
Estás cansado como avasallada enorme puerta abierta y al abrir
de tus brazos reposas los hombros en amplios arcos de pájaros vagarosos
Lento y hondo es el aire de tus tardes en tus poros
y en él se desenredan hondos y atentos hasta los esfuerzos más asiduos
y si sumerges en tu mano en el agua tranquila al agua añadirás la mano
y el agua
Decio Pignatari niño castaño y mío como un perro grande
que cruza el portón sereno a pocos floreciendo en el jardín su garbo
con la calma grandiosa de las nubes que en la tarde se abren lentas para envolver el aire
despacio tu cabeza desea despacio la superficie sin temores
y tus párpados se inclinan al efluvio de la siesta mundial de inmensos paquidermos que
abultan
en la sombra como grandes bulbos insonoros en cavernas dormidas
Mansa dinastía de gestos en las minas dulcificando las intemperies
de la memoria descansa cual cortejo de crepúsculos antiguos en la turbia cordillera de
la semana
Creciente como el cielo de marzo en las almenas de las torres elevadas y
redondas
y a tu propia sombra en el mundo que perdiste descansa Pignatari. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com