El arte de los ruidos (fragmento)Luigi Russolo

El arte de los ruidos (fragmento)

"Este limitado círculo de sonidos puros debe romperse, en pos de una infinita variedad de "sonidos-ruidos".
Además, todo el mundo reconoce que cada sonido musical lleva emparejado consigo el desarrollo de sensaciones extremadamente familiares y un tanto enervadas, lo cual predispone al oyente al súmmum del tedio, a pesar de los esfuerzos de los músicos en captar innovaciones. Nosotros, los futuristas, hemos amado profundamente y disfrutado las armonías perennes de los grandes músicos.
Durante muchos años, Beethoven y Wagner agitaron nuestros nervios y enardecieron nuestros corazones. Ahora, nos sentimos saciados y hallamos más placer en la combinación de ruidos de tranvías, motores y vociferantes multitudes, que, por ejemplo, en la audición de la "Heroica" o la "Pastoral" No podemos concebir los ímprobos esfuerzos de las orquestas modernas sin sentir una profunda desilusión respecto a los miserables resultados acústicos logrados. ¿Existe un espectáculo más ridículo que el ofrecido por veinte hombres furiosamente empecinados en redoblar el maullido de un violín para tratar de animar el somnoliento ambiente de una sala de conciertos? No, hemos de saborear el genuino aburrimiento en espera de una sensación extraordinaria que nunca llega. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com