Viaje a Tanu (fragmento), de Los cuentos del cuervo solitarioRobert Bringhurst

Viaje a Tanu (fragmento), de Los cuentos del cuervo solitario

"Entonces una de las grandes compañías de papel y celulosa se interesó y decidió financiar la expedición. Luego siguieron otros viajes a las Charlottes y la controversia en torno a descifrar delicada y diplomáticamente el reclamo de la propiedad y la negociación referente a la compra de los polos. Para los orgullosos descendientes de los hombres que habían sido criados allí significaba un alto honor conservar sus derechos ancestrales, aunque preferían abandonarlos antes que ver cómo el pasado se dilapidaba en sus manos. Llegaron a persuadirse de que, si estaban permanentemente protegidos, los polos conformarían un mejor recuerdo de la gran historia de los Haidas, en vez de difuminarse en el polvo de las aldeas abandonadas. Y es acerca de ello donde yo adquirí algún derecho para poder contar esta historia. Conocería a Wilson, sería confidente de sus planes, y cuando los planes fueran reales, me invitaría a mí mismo a verlos plasmados. Mi abuela había nacido en una de esas aldeas abandonadas y yo quería, de algún modo, ver algo relativo a las antiguas tradiciones, aunque fueran sus vestigios o sus ruinas, antes de que se hubieran evaporado por completo. Así que en torno a la última semana de junio, nosotros fuimos, vía aérea, a las Charlottes, y a la Misión de Kidegate, de donde provenía mi madre, y donde viven aún muchos de mis amigos. Allí adquirimos un bote y la tripulación necesaria para emprender nuestro proyecto. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com