El rojo de las flores (fragmento)Anita Amirrezvani

El rojo de las flores (fragmento)

"En la primavera del año que iba a contraer nupcias, un cometa surcó los cielos de mi pueblo. Brillaba más que cualquier cometa que hubiera visto nunca, y con mayor pesar. Noche tras noche, como si se arrastra rociando nuestros cielos con sus gélidas y álgidas semillas. Tratamos de descifrar el temible mensaje de las estrellas. Hajj Ali, el hombre más erudito de nuestra aldea, viajó hasta Isfahan en busca de una copia del principal almanaque astronómico, de modo que supiéramos qué calamidades debíamos aguardar.
Regresó por la noche, la gente del pueblo se reunió fuera de sus casas para escuchar las predicciones de los próximos meses. Mis padres y yo nos quedamos cerca del viejo ciprés, el único árbol de nuestro pueblo decorado con tiras de tela conforme a los deseos votivos de la gente. Todos miraban hacia las estrellas, apuntando con sus barbillas hacia el cielo, serios los rostros. Yo era demasiado pequeña para vislumbrar nada bajo la gran barba blanca de Hajj Ali, que parecía un mechón de matas desérticas. Mi madre, Maheen, señaló hacia los planetas desgarrados, que ardían bajo el cielo nocturno. ¡Mirad qué inflamado está Marte!-dijo- Eso incrementará el grado de malicia del cometa. Muchos de los aldeanos ya habían percibido las misteriosas señales o escuchado los infortunios atribuidos al cometa. Una plaga había asolado el norte de Irán, matando miles de personas. Un terremoto en Doogabad había atrapado a una novia en su casa, asfixiándola a ella y a sus invitadas antes de que su enlace. En mi aldea, insectos rojos que nadie había visto jamás, se habían abalanzado sobre nuestros cultivos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com