Los hijos de Satán (fragmento)Stanislaw Przybyszewski

Los hijos de Satán (fragmento)

"Gordon se apoyó contra la pared, bien envuelto en el abrigo. Parecía que no pudiera dar un paso más.
Cuando salió de la ciudad, caminó por el campo y vio la luz eléctrica emitida por una enorme fábrica.
A su lado había una pequeña casa de sólo un piso, se acercó a la ventana y golpeó ligeramente un par de veces. Luego entró en la sala, abrió una puerta y entró.
"Buenas noches, Hartmann. ¿No hay nadie en casa, excepto usted?
"He tenido que esforzarme mucho para encontrarlo. Al parecer nadie vive por aquí."
"¿Siempre se ha decidido a fabricar herramientas de ingenierías?"
"Sí."
"Eso está muy bien."
Gordon se quitó la chaqueta y la sacudió con frialdad.
"Hace buen tiempo; de lo contrario, no podría hacer mis rondas. ¿Tiene usted un poco de té?"
"También tengo coñac. Lo compré para usted-dijo tímidamente."
"¿Usted no bebe?-preguntó Gordon con extrañeza."
"Nunca."
Se sentaron a la mesa. Hartmann parecía profundamente abismado en sus propios pensamientos.
"¿Ni siquiera fuma?-preguntó Gordon."
"¿Yo? No, no fumo."
"Pero cuando nos vimos la última vez en Londres, fumaba."
"No lo he vuelto a hacer. Lo dejé."
"¿Por qué?"
"Porque no quiero nada. No necesito nada. No deseo absolutamente nada."
"¿Por qué no quiere nada que no pudiera domeñar su voluntad? ¿Es eso?"
"Sí."
Una vez más se hizo un largo silencio. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com