Los años de aprendizaje y viajes de la Condesa Erika (fragmento)Ossip Schubin

Los años de aprendizaje y viajes de la Condesa Erika (fragmento)

"Pocos días después de aquel jueves marcado por las acechanzas de la malvada hada, dos nuevos rumores se esparcieron por Berlín: en primer lugar, que Goswyn von Sydow debería celebrar duelo por su hermana, y en segundo lugar, que la condesa Lenz Dorff había consentido que la pintara el retratista Riedel. ¿Eran ciertos estos rumores? Nunca se pudo confirmar. Probablemente Goswyn von Sydow fue visto en un futuro próximo, con el brazo en cabestrillo, pero triunfante. Se habría caído de su caballo y se habría torcido la mano. Debería contentarse con esta expiación. Para las personas particularmente astutas la mentira es el deber de un hombre decente en algunas circunstancias, cuando es del todo imposible sincerarse.
Respecto a que la Condesa Lenz Dorff accediera a que su nieta Erika fuera retratada en Heideblume, no en el estudio del artista, sino en el salón de la vieja Condesa, donde aquél pasaría tres horas diarias con sus acuarelas tratando de esbozar y captar en una hoja muy grande de papel el alma de Erika.
El resultado de sus esfuerzos bien intencionados sería un cruce entre Ary Scheffer y Gabriel Max.
Naturalmente, huelga decir que la Condesa no estaría de acuerdo, y a pesar de no conocer la habilidad y dotes del artista en cuestión, esperaría algo mucho mejor.
Un pintor que capta la belleza real este Riedel, dijo, ajeno a las arrugas, cicatrices y otras inquietantes imperfecciones de la piel, aunque sea joven. Un adulador que no admite la suerte de la verdad desnuda, que no interfiere en las ilusiones de lo que se ha dado en llamar el gran mundo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com