La molinera (fragmento)Eugène Scribe

La molinera (fragmento)

"La marquesa. (Dentro) Una escalera de troncos para subir... qué horror!
Guillermo. (Al foro) Agarrarse al pasamano... es una cuerda de pozo.
La marquesa. Cerrad los ojos, Almanzor. (Apareciendo y mirando.) Y esto es un molino! Bonita cosa por cierto! Yo que había creído encontrarme zagalas con medias de seda y molineras con zapatos de color de rosa... (Hablando hacia el foro.) No subáis, Almanzor! Es mi negro.
Guillermo. (De pronto) ¡Ah! sí, que no suba... el pobre muchacho podría emporcarse con la harina. (Tropezando con todos los muebles para buscar un asiento.) Señora marquesa... !
La marquesa. Puf...
Guillermo. (Aparte.) Qué dos luceros...! mas brillan que las hebillas de los zapatos del señor cura !
La marquesa. Marquesa. (Oliendo un pomito y sentándose a la izquierda.) Y la molinera, no está?
Guillermo. (Turbado y embrollándose.) No, no, señora marquesa... ha ido a la feria de Gonesse... a vender nuestro borriquillo que tenía muermo... y es una lástima, porque era el animalejo más bien hecho...! mejorando lo presente, pero si ella hubiese sabido que vos... vaya, vaya... os hubiese dado la preferencia. Y si no está ella... aquí estoy yo... Guillermo el Dormilón... sobrino del molino. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com