Carta de Malaparte a Halévy (fragmento)Curzio Malaparte

Carta de Malaparte a Halévy (fragmento)

"Algún día tendré que decidirme. Y decidiré según mi conciencia. Palabra dura, palabra que, en Italia, no hay que pronunciar nunca. A veces pienso que la literatura puede ser un refugio, para los italianos, que tienen conciencia, y tienen horror de esta política. Siempre, en épocas como la actual, los italianos que tenían conciencia se refugiaron en la literatura. Por eso nuestra literatura no tiene una conciencia. Pues solamente los hombres que no tienen conciencia pueden refugiarse en la literatura. Esas ideas me atormentan, y no sé dónde está la verdad. Puede ser que juzgue usted pueriles esas ideas, y un tanto inútiles. El error es ponerse a contracorriente. Pero ¿es eso un error? Después de todo, ¿es razonable pedirle a un dictador que sea humano, justo, que respete la conciencia de los hombres? Un dictador semejante sería más bien un santo. Y además: ¿de verdad es necesario que Mussolini aplaste todo lo que hay de bueno y de bello? Creo que no es necesario, y que podría obtener resultados infinitamente mejores si se mostrase justo, humano, y si respetase la conciencia de los hombres. “Aplastad la infamia”, dicen los antifascistas. Sí: pero ¿hay alguien digno de arrojar la primera piedra? Creo que sólo un infame podría arrojar la primera piedra, para rescatar su infamia. los hombres honrados no tienen más que esperar. Y mientras esperan pierden su alma. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com