El asceta y la cortesana (fragmento)Buddhadeb Bosu

El asceta y la cortesana (fragmento)

"¿Quiénes sois? Parecéis mujeres del pueblo. ¿Por qué os aglomeráis a las puertas de palacio? ¿Por qué razón habéis venido a la capital? ¿Para qué preguntar? ¿Acaso hay en el reino de Anga alguien que no sepa que las esperanzas son ilusiones y nuestras metas, espejismos? Escuchad, muchos han traspasado estas puertas antes que vosotros, pero regresaron con las manos vacías y el recuerdo de tan fatigoso e inútil viaje. Los graneros están vacíos. Incluso se dice que en el pueblo de Tilangu tres brahmanes comieron carne de cuervo.
La primera de las mujeres: Habíamos venido únicamente a preguntar por la salud de nuestro rey.
Segunda cortesana (tras intercambiar unas miradas). Así que el rumor ha llegado a vosotras. No es más que el fecundo delirio de una mente desquiciada. Nadie ha de dar crédito a ese vil infundio sobre la salud perentoria del monarca. No hay ningún mal que pese sobre el rey Lomapada, salvo que su corazón está lleno de un profundo pesar.
Las mujeres (al unísono): ¡Victoria para el rey!
La segunda cortesana: Recordad lo poco abastecidos que están los graneros reales y que su alma inmortal continúa latiendo. Pero si le preguntáis por dos puñados de grano en lugar de uno, no será capaz de evitar a los mensajeros de Yama. Recordad, es mejor tener el vientre medio vacío que lleno en los tiempos de crisis. La abstinencia es sabiduría en los tiempos de hambruna. Recordad, incluso los Munis recomiendan una dieta frugal. Ya habéis oído todo lo que había que decir. ¡Volved!. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com