La oscuridad exterior (fragmento)Cormac McCarthy

La oscuridad exterior (fragmento)

"Cuando irrumpió en el claro de entre los álamos cayó cuan largo era y quedó con la mejilla pegada al suelo. Y mientras así estaba, un relámpago distante descendió azulado del cielo y le concedió en una primera visión de pájaro embrionario, instantánea y escandalosa aparición de una oscuridad a otra, una visión final de la gruta y del informe plasma blanco forcejeando sobre el musgo tupido e incunable como una liebre flaca de los pantanos. Habría podido tomarlo por algún pariente invertebrado del horror de su corazón si el niño no hubiera gritado. Abominaba a alaridos del pestífero cenagoso de su natividad, gemido tras gemido, mientras él yacía allí balbuciendo con las mandíbulas paralizadas, sus manos repeliendo la noche como un paráclito bobo acosado por el clamor de los limbos.
Era de buena mañana cuando el hojalatero apareció en el puente, venido del bosque a saltitos enérgicos como un enano del circo después que el grueso de la compañía ha partido ya. Miró en ambas direcciones. Satisfecho, abandonó el puente y tomó el sendero que bordeaba el río, avanzando encorvado entre los juncos con su curiosa agilidad de mago. El sol estaba alto y los helechos de la orilla humeaban con el calor creciente. El hojalatero iba tarareando una tonada al andar.
Cuando llegó al punto en que el brazo afluía al río se puso a buscar un vado y finalmente dio con un paso estrecho a poca distancia aguas arriba. Cuando retomó el sendero al otro lado del río las huellas que seguía habían desaparecido. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com