La Biblia Chukchi (fragmento)Yuri Rytkheu

La Biblia Chukchi (fragmento)

"Por la mañana temprano, habiendo afilado sus lanzas a conciencia, los hombres de Uelen se encaminaron a la caza de la morsa. Las piezas masacradas fueron apiladas en pozos lugareños. Las gaviotas se abalanzaron sobre la playa teñida de sangre cercenando las entrañas de las morsas y volando hacia el mar abierto.
Ermen eligió una piedra adecuada, un tanto resbaladiza por los coágulos de sangre y grasa, y se puso a afilar su cuchillo. Alzando la vista, divisó figuras humanas encima de la cresta de la peña entretenidas en discernir los pormenores alusivos al caldo de cultivo de las morsas. Estaban observando a los hombres de Uelen en silencio. Incluso a esa distancia podía cerciorarse de que eran todos aivanalíes y que estaban armados con largas lanzas, arcos y flechas. Ermen contempló a los aivanalíes muy de cerca, pero éstos no se permitieron arrojar ni una sola flecha.
Los hombres de Uelen habían traspasado el caldo de cultivo a sus compañeros, considerando la preservación óptima de sus propios ancianos. Ermen no sentía deseo alguno de emprender un conflicto violento, pero no había otro modo. Negociar carecía de sentido, ya fuera porque estas gentes hablaban otro lenguaje o porque su apariencia diferente disgustara a la grey de Luoravetlan.
Los frecuentes encuentros con clanes hostiles en el largo camino a Uelen había enseñado a Ermen una sencilla regla: el primero que ataca y atrapa al enemigo indispuesto, suele ser el vencedor. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com