Mermoz (fragmento)Joseph Kessel

Mermoz (fragmento)

"Corría el año 1925... Barcelona vivía despreocupada y tumultuosa en su prosperidad. El comercio, la industria y los placeres animaban con movimiento, riqueza, belleza y vicio la gran ciudad catalana. Todo ello se desplegaba al sol, codo a codo, con total naturalidad. Sobre las ramblas hormigueaba una población vivaz, amable e indolente. En la ciudad vieja, el silencio bajo la sombra de los claustros y los palacios alrededor de la catedral era profundo. Barcos de todos los mares atracaban en el puerto. Delante del hotel Colón, en la Plaza Cataluña, se arremolinaban innumerables lomas. En el barrio chino, los prostitutos de ambos sexos sonreían con sus voluptuosas y pintarrajeadas bocas en el umbral de los lupanares.
Jean Marmoz residió en Barcelona durante un año. No obstante, creo que cualquier viajero ocioso y atento, en dos semanas de estadía, ha conocido esa ciudad mejor que él. El trabajo de Mermoz explica este hecho singular. Pero también la falta de curiosidad, de interés y, en suma, la indiferencia.
Mientras vivió en España, Mermoz tuvo una preocupación exclusiva y devoradora: su nueva profesión.
Sólo que, para justificar su empeño en la tarea y su extraordinaria absorción por el vuelo, no se dio a sí mismo ni a los demás sino razones falsas o, al menos, secundarias. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com