Un caballero de barba azafranada (fragmento)Manuel Andújar

Un caballero de barba azafranada (fragmento)

"La despidió con una cortesía ríspida. Al salir, de la intención amenazadora de la cárcel, a salvo de las palabras absurdamente temidas, se sintió parcialmente recuperada, pero temerosa de las preguntas de las personas, soles o sombras, de su entorno, tan afectadas a novedades inmediatas, que en este caso constituían realidades tangibles. Sucedió según lo había esperado y le repuntó, agrio en la garganta y en el paladar, aquel borboteo que la convertía en el centro de la atención popular, en el barrio que la vida cotidiana, encarrilaba, en las gentes que con varios pretextos querían intercambiar frases o familiarizar gestos rutinarios.
Sensaciones que experimentó -agolpadas, enrevesadas- a manera de líneas caprichosas, susceptibles de interpretación cuando sin testigos las evocara, para colocar en sus lugares las diversas piezas de las emociones y determinar la medida en que ella ("tú, Hortensia, has cavilado más de la cuenta"), podía descifrar los mensajes agazapados, particularmente en el sueño que cada noche acudía a estremecerla con misteriosa periodicidad. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com