Recreaciones del hombre sensible (fragmento)Antoine Arnauld

Recreaciones del hombre sensible (fragmento)

"Todo hombre bienhechor a sus semejantes es merecedor de nuestra estimación y de nuestros elogios; pero cuanto más toca la virtud en los corazones, cuanto más derecho tiene a nuestros cultos, cuanto mejor sabe vencernos y cautivarnos, cuando anda acompañada de los talentos y cultura de las buenas artes, entonces es cuando brilla con todo su esplendor, y ejerce todo su imperio.
Hallándome en Alemania tuve la fortuna de conocer un filósofo práctico (especie de fenómeno) porque a la verdad practicaba la ciencia que enseñaba; en efecto, no he conocido otro hombre más imbuido ni más empapado en los principios morales que al célebre Géller: el suceso siguiente dará alguna idea de este hombre admirable.
Hallábase este varón regentando dignamente una cátedra en Leipsick, y explicando en cierto día un punto interesante a la humanidad, excitaba en sus discípulos las pruebas de sus sentimientos a favor de ella, y la compasión que se debe a los infelices como estaba bien penetrado del objeto sobre que discurría, le fue fácil mover el corazón de sus oyentes, a quienes hizo derramar lágrimas en mucha abundancia. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com