El ser psíquico (fragmento)Sri Aurobindo

El ser psíquico (fragmento)

"La parte psíquica en nosotros es algo que viene directamente del Divino y que está en contacto con el Divino. En su origen es el núcleo fecundo en posibilidades divinas que sirve de apoyo a esta triple manifestación inferior de la mente, de la vida y del cuerpo. Este elemento divino está en todos los seres vivientes, pero se mantiene oculto detrás de la consciencia ordinaria; al principio, no está desarrollado, e incluso cuando lo está, no está siempre o no frecuentemente en primer plano; se expresa por medio de sus instrumentos y según sus límites en la medida que su imperfección lo permite. Crece en la consciencia por la experiencia que lleva hacia el Divino; ganando fuerza cada vez que se produce en nosotros un movimiento superior finalmente, por la acumulación de estos movimientos más profundos y más elevados, se forma una individualidad psíquica -lo que nosotros llamamos generalmente el ser psíquico. Este ser psíquico es siempre quien, en realidad, aunque con frecuencia de una forma velada, empuja al hombre a volverse hacia la vida espiritual, y quien entonces llega a ser su mayor ayuda. En consecuencia es este elemento el que debemos hacer emerger en el yoga.
La palabra «soul» (alma), así como la palabra «psychic» (psíquico), tiene, en la lengua inglesa, una utilización muy vaga y numerosos significados diferentes. En la lengua ordinaria, con demasiada frecuencia, hay mucha tenencia a no establecer una clara distinción entre la mente y el alma y se produce a menudo una confusión más grave todavía cuando se denomina alma y psíquico no al alma verdadera, al ser psíquico sino al ser vital del deseo -el alma falsa o alma de deseo. El ser psíquico es completamente diferente de la mente y del vital, se esconde detrás de ellos; allí donde ellos se unen al corazón. Es allí donde está su lugar central, pero detrás del corazón más bien que dentro de él; porque lo que los hombres llaman ordinariamente el corazón es la sede de la emoción, y las emociones humanas son impulsos mental-vitales que no tienen, en general, un carácter psíquico. Este poder profundamente secreto que se encuentra detrás -distinto de la mente y la fuerza de la vida- es el alma verdadera, el ser psíquico en nosotros. El poder del ser psíquico puede, sin embargo, actuar sobre la mente, la vida y el cuerpo, purificando el pensamiento, la percepción y la emoción (que llega a ser entonces el sentimiento psíquico), la sensación, la acción y todas las cosas en nosotros, preparándolas así para llegar a ser movimientos divinos.
El ser psíquico puede ser descrito, en la lengua hindú, como el Purusha en el corazón o el Chaitiya Purusha; pero hay que entender con eso el corazón interior o secreto, hridaye gouhayam, no el centro exterior vital y emocional. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com