Identidad y referencia (fragmento)Alfred Jules Ayer

Identidad y referencia (fragmento)

"Las cosas son idénticas si y solamente si tienen las mismas propiedades". Esta definición de la identidad procede de Leibniz y es comúnmente conocida en nuestros días como la ley de Leibniz. ¿Establece ella tanto una condición suficiente como una condición necesaria para la identidad? Por lo menos puede dudarse de si establece una condición suficiente, puesto que no es obvio que las cosas no puedan lógicamente ser numéricamente diferentes sin diferir en ningún otro respecto. La cuestión gira en parte alrededor de lo que haya de considerarse como una propiedad. Es claro que si propiedades como "ser idéntico a mí" son admisibles, se seguirá de manera trivial que no hay dos cosas que puedan tener todas las mismas propiedades. Nadie que no sea idéntico a mí puede ser idéntico a mí. Por otra parte, si consideramos sólo propiedades generales, como debemos hacerlo si la cuestión ha de presentar algún interés, entonces, como he argumentado en otra parte, está fundamentado pensar que el principio de identidad de los indiscernibles no es una verdad necesaria. Por ejemplo, no sería una verdad necesaria si concediera la posibilidad de que cosas que no son descriptivamente distinguibles pudieran, no obstante, ser demostrativamente distinguibles. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com