Saturno, de Entre lo cotidiano de existirGünter Grass

Saturno, de Entre lo cotidiano de existir

"En esta gran casa
desde las ratas,
que conocen los desagües,
hasta las palomas
que no conocen nada
vivo y sospecho muchas cosas.

Volví tarde a casa,
abrí con la llave el piso
y me di cuenta,
al buscar la llave,
de que necesitaba una llave
para entrar en mi casa.

Tenía bastante hambre
y me comí un pollo
con las manos dándome cuenta,
al comerme el pollo,
de que me comía un pollo
frío y muerto.

Me incliné entonces,
me quité ambos zapatos
y me di cuenta,
al quitarme los zapatos,
de que tenemos que agacharnos
si queremos quitarnos los zapatos.

Yacía horizontal,
fumándome un cigarrillo
y supe en la oscuridad
que alguien extendía la mano
cuando sacudí la ceniza del cigarrillo.

De noche viene Saturno
y extiende su mano.
Con mi ceniza
se lava Saturno los dientes.
Nos agarramos a su garganta. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com