Sueños cósmicos (fragmento)Amiri Baraka

Sueños cósmicos (fragmento)

"Y Schwarz también significa negro. Y yo sé y tú también sabes lo que significa Negger, sin embargo ellos quieren más bien molestar con esto. Sí, Negger. Nosotros en el papel de payasos. Velo así, negro-negro, doble-negro, súper negro, negro a la segunda potencia”. Reventó de risas de nuevo.
A mí también me reventó. “Sí, guao”.
“Hey, ¿sabías tú que la palabra Guao es un antiguo grito de guerra negro? Sucedió a todo lo largo de las Islas Británicas —Irlanda, Gales, Escocia. Hubo masacres allí también. Mi amigo, esa gente siempre... Pero ese negocio negro-negro. ¿Lo ves? Ellos necesitaban un blanco negro, como Norman Mailer dijo. ¿Recuerdas eso, el Mailer hippy de los 50? El Blanco Negro. Sí, ellos tuvieron uno. Tú sabes, como Paul Muni o Paul Newman encadenado a los otros presos. Travolta actuando como si fuese uno de los Copasetics. Luego desaparece y regresa como un ángel hippy. Que mierda”.
“Sí, entiendo lo que me quieres decir. Es bestial. Eso te hará reír muy bien, aun a carcajadas, si no fuese por todo el cagajón papal que hay detrás de todo esto”.
“Ujumm...”. Parecía distraído por un momento. “Sí, eso es algo interesante. Un toro, el Papa Juan Toro, el mercado del toro, el cagajón de toro —para ser más preciso. El toro monstruoso de Picasso en aquel laberinto con la extraña lámpara. Y entonces todos los tontos españoles toreando todos los años. Isabela trajo a la inquisición —y a correr se ha dicho”.
Estaba riendo demasiado, bien alto al pensar cómo este hermano traía todas estas historias. Las palabras son una de sus cosas preferidas. Siempre te caga. Como cuando me dijo jazz es realmente jism o jasm. Como si fuese música que viene. O cuál es el nombre de la ciudad de África donde los Parientes de Sangre siguen las huellas del sol. La Encendida, ¿lo captas?”.
“Amigo mío. Eres un tipo divertido”.
Él revisó sus bestiales pensamientos. “¿Qué?”.
“¿Es eso de lo que te estás riendo?”.
“No, no. Bueno, de eso también, pero es de algo aun más divertido”.
“¿Tienes más qué contar? Suéltalo”.
“Anoche tuve un sueño con Mick Jagger”.
“¡Mick Jagger! ¿Con ese flaco, mal bailarín, mal cantante hijo de puta?”.
“Eso es correcto. Primera vez que sueño con Mick Jagger”.
“Espero eso. Mick Jagger. Amigo, estás perdiendo espacio de tus sueños con ese payaso. ¿De qué se trataba?”.
“Soñé que Mick Jagger me detenía en un bar”.
“¿Un bar? Amigo, tú nunca bebes. ¿Desde qué estuviste preso?”.
“Amigo, no me interrumpas. Eso fue algo raro, ¿cierto? Pero bueno, estaba en ese bar y Mick Jagger se me acercó y comenzó a hablar tonterías sobre lo grande que él era. De cómo los Rolling Stones era la más grande banda de rock del mundo”.
“Demonios, ¿qué clase de mierda era esa?. Mi amigo, tu deberías sacar de tu menú toda esa mierda antes de ir a la cama”.
“Lo sé, lo sé. No como mucho antes de ir a la cama”.
“OK, OK. Entonces, ¿qué pasó?”.
“Bueno, él vino a hablar paja y a molestarme. ¡Así que lo maté! Lo maté y muerto quedó. Y lo dejé allí en el bar con gente borracha señalándome, preguntándose si debían llamar a la policía. Por eso estaba riendo. Por eso lo estaba escribiendo también, para poder recordar el sueño”.
“¿Qué? ¡Por Cristo! Tú estás como loco, socio”.
Y comenzamos a reír a carcajadas, el doble de fuerte que antes.
“Pero mira esto”. Él me mostro la portada de la Falsa-Estrella. El encabezado en rojo, Culo-Flaco Mick Jagger Tirado a La Basura”.
Sí, eso fue verdad. No, no en este momento. Eso será para la próxima risa de mi amigo. Ese periódico aún no ha circulado. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com